Cuando terminas de cenar en una fiesta y estás a punto de liarla…

Una cena copiosa, riquísima y acompañada de buen vino.  ¡Qué más se puede pedir?

Un cigarro…

Casi la lio…

Mi vecino, uno de mis grandes amigos, Un hermano; tras la visita de  otro grande desde suiza, otro hermano, nos preparábamos para hacer la cena acompañados de nuestras mujeres.

Todos en la cocina. Hablando, riendo, disfrutando.

Copa tras copa, vino tras vino, tapa tras tapa. Eran las 23 horas y todavía no habíamos empezado a cenar.

Empezamos a hacerlo.

Abrimos otra botella de vino. Ya no nos quedaba de la misma marca así que abrimos de otro tipo. No pasaba nada. Estuvo igual o mejor que la anterior.

Arroz con pollo. Plato típico árabe acompañado con un humus de calabacín. Increíble.

Terminamos de cenar. Me desabroché el botón. Estaba lleno, muy lleno. Satisfecho. Llevaba toda la semana deseando esa copiosa cena, porque sabía que iba a ser abundante.

Sabía que iba a beber. En esa casa se bebe bien y de calidad. Hacía tiempo que no me tomaba unas buenas copas.

Trajeron el postre. Cafe y copa. Qué más se podía pedir. Mejor que muchos restaurantes que conozco.

Uno de mis amigos, lleva diez días sin fumar y estaba con los cigarrillos electrónicos afrutados.

Yo también pasé por eso…

Buena noticia. Significa que está en el buen camino…La intención y las ganas es lo más importante. Es el inicio.

Antes no hubiéramos salido casi de la cocina porque es en el tendedero donde se fuma  desde hace ya unos años.

Terminamos de cenar, me trajeron esa copa. En ese momento, se hizo el silencio…en mi cabeza. En ese momento, empecé a tener una conversación con mi yo interior. Una batalla. Un diálogo entre el bien y el mal. El primero desde hace mucho tiempo.

Gané. Por supuesto. Estaba claro. No fumé. Pero durante unos minutos, me estuve planteando hacerlo. Me intentaba autoconvencer con argumentos absurdos.

Y al instante empecé a pensar por qué  me estaban llegando esas ganas, qué había hecho para que se saltarán las alarmas de mi cerebro. Qué señal había recibido para activar el software de la nicotina en mi cerebro y, por consecuente, necesitar mi recompensa, que durante 22 años había conseguido.

Inciso… nunca dejaré de ser un fumador, aunque no fume. Tengo el cerebro  y todos los mecanismos de un fumador. Ya no tengo el hábito, lo he roto. Pero el mecanismo está. Si una persona que acaba de dejar de fumar entiende esto y, sobre todo, que su mente también funciona así, tiene el 80% del trabajo hecho para dejar de fumar, el resto es físico.

Sigamos…

Creo que la señal fui yo mismo…me explico.

Estuve toda la semana deseando que llegara esa noche, por la reunión de amigos, la cena copiosa, el bueno vino y las copas. Todo tipo de señales que hace solo una año hubieran activado el software y me hubiera fumado cigarros sin parar pero desde tres días antes a la cena. Solo por recibir mi dosis de dopamina.

Fui yo el que provoco el lanzamiento del proceso, del mal hábito. Menos mal que estoy entrenado y que llevo más de un año sin fumar.

Por otro lado, era la primera vez que en esa casa no olía a tabaco. Porque creo que el mero hecho de oler a tabaco me hubiera calmado las ganas o no hubiera despertado el software.

Porque si no os lo he dicho todavía, la señal del humo la tengo desactivada mentalmente. De hecho, el humo me genera todo lo contrario, no fumar.

Lo importante, no caí. Supere una noche más.

Importante, todas las noches son importantes, pero cuando estás a gusto, con tu gente, tu familia y con todas las cosas que te gustan, tienes que ser fuerte.

Porque siempre seré fumador, siempre me ha gustado fumar. Ya no. Desactive eso también de mi cerebro.

Solo quería compartir con todos vosotros que es posible y que todos tenemos debilidades y momentos de peligro. Sed conscientes de ello.

Así que, si no lo piensas fuma, pero si lo haces, no fumes.

Seguimos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s