Como el cambio de un hábito desencadenó que dejara de fumar mientras seguía fumando.

Lo retrasé. Eso fue lo que hice. Primero una hora, luego dos horas, luego tres. Y así, sucesivamente. Hasta que lo dejé para siempre.

Lo único que hice fue justamente lo que la sociedad te dice que no hagas, es decir, procrastinar.

Parece una palabra maldita pero no lo es.

Para mí, fue clave a la hora de dejar de fumar…

Estaba desayunando con Teresa. Llevaba varios meses pensando que me gustaría dejar de fumar. En verdad, no me aportaba nada.

Eso es lo yo que me decía, pero en verdad, cuando era fumador, sí que me aportaba, y mucho. ( esto es lo que me decía mi cerebro de aquel entonces).

Por otro lado, me hacía todo tipo de suposiciones,  y ¿cuando esté nervioso qué haré, cómo actuaré? ¿Podré superar esos momentos o me volveré loco? ¿Y cuando tenga que pensar en un proyecto o idea para el trabajo cómo lo haré sin fumar?

Terminé el café, me fui al cuarto de baño, a cumplir mi ritual tras desayunar. Mi escondite preferido de la casa porque es el único sitio donde fumaba. Ahí, y en el tendedero.

Retrásalo

Decidí no fumar en el baño, como solía hacer. Obviamente, no fui tranquilo. Fui rápido. No estuve mucho tiempo, cuando normalmente, me quedo leyendo la prensa y los mails  mientras estoy sentado en el trono.

Me cambió el humor…

Recogí mis cosas y salí de casa. Rápido. Casi sin hablar. Llegué al garaje, donde me había puesto como meta llegar sin fumar. Llegué me encendí un cigarro. Volví a sonreír.

Lo repetí al día siguiente, y al de después. Al cuarto día, ya llegaba al garaje mucho más tranquilo.

Al séptimo día, decidí probar no fumar en el garaje, bueno sí, pero en el del trabajo.  Dos horas y media después de haberme levantado…

Palabras mayores…

Así lo hice, palabras mayores…pero lo conseguí. Me costó, pero lo hice..

En ese momento, me di cuenta de que era factible, de que podría funcionar.

Al ver que se podía hacer, más bien de que yo podía hacerlo. Me dije a mis mismo, que iba a continuar y que iba a procrastinar cada vez más.

Ese fue mi plan y lo llevé al pie de la letra.

Cada vez me retaba a mí mismo a retrasar el cigarro cada vez más y más y más.

Hasta que un día, sucedió algo que nunca me hubiera podido imaginar. Me fume mi primer cigarro después de comer… What???

Increíble…

Y no, no fue el mejor cigarro de mi vida. Fue el peor. Lo que oís.

No me supo nada bien, me dio mucho asco y me mareó muchísimo. Odió marearme. Mucho.

Fumé un par de caladas más y la cosa fue a mejor. Me empecé a recuperar. Pero al mismo  tiempo pensé que qué mal me habían sentando esas tres primeras caladas. No me había gustado ese estado y no quería que se volviese a repetir.

Volví a fumar…

Hasta que recapacité y me di cuenta de que lo no tenía que volverse a repetir era justamente lo contrario, el fumar. Y que, lo que tenía conseguir, era que se repitiera muchas veces, ese momento de asco, dolor y malestar.

Así, retomé el plan de procrastinar…

Y volví a retrasar todos los pitis. Al final, conseguí una rutina. No fumar hasta medio día.

Y  al cabo de 3 semanas, lo hacía sin ningún problema. Eso sí, cada vez que iba a fumar ese cigarrillo, lo pasaba mal. Las primeras caladas me hacían sufrir, me mareaba, no me gustaba nada.

Lo que conseguí con eso fue que los cigarros me durasen mucho menos, ya que al final, los dejaba para después, porque fumaba de liar. Así, el cigarro de medio día, como me mareaba, lo dejaba a la mitad. Y después de comer, era el que utilizaba.

Conseguí llegar a haber fumado solo un cigarro en casi 9 horas. Todo un reto.

Esto me ayudó a darme cuenta de que puedo modelar y re-programar mis emociones y parte de mi cerebro con respecto a un hábito que se ha convertido en adicción. Y que, puedo analizar mi comportamiento para poder actuar en consecuencia.

Por otro lado, el orgullo de un fumador que puede combatir su adicción y lo lleva bien, es algo que no puedo describir y que creo, solo otro exfumador puede llegar a entender.

Así que, si no lo piensas, fuma, pero si lo haces, no fumes.

Mañana más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s