Cómo 22 años fumando equivalen a 278 días…

Ese es el tiempo que he dedicado a fumar o mejor dicho, el tiempo que he perdido fumando.

Depende de cómo cada uno quiera ver el vaso de lleno y de vacío.

278 días.

Fumando durante 24 horas, encendiendo el siguiente cigarrillo con el que estoy a punto de apagar.

Calculemos…

Partimos del número de cigarrillos 

1 día= 10 cigarros.

Por cada cigarro, tardaba, más o menos, unos 5 minutos.

He cogido como medida lo  que  tardaba en fumar un cigarro Marlboro. Aunque mis últimos 5 años he fumado de liar.  En este caso, podría estar hablando de 20 minutos tranquilamente.

Pero haré el cálculo con el tipo de cigarros que más tiempo he estado fumando a lo largo de mi vida. Es decir, Marlboro. A 5 minutos por cigarro.

El cálculo

Por lo tanto,

1 día= 50 minutos gastados en fumar.

Entonces, sí,

1 día= 50 minutos

22 años= x

22 años= 8030 días.

1 día= 50 minutos

8030 días= 401.500 minutos gastados en fumar.

Entonces, si

1 hora= 60 min

x= 401.500 minutos

6691 horas gastadas en fumar.

Sigamos.

1 día = 24 horas

x= 278,79 días gastados en fumar seguidos.

Todo cambia según la perspectiva con la que observes.

22 años, fumando como lo he hecho el último año, es como si hubiera estado 278 días fumando un cigarrillo tras otro. Sin parar. Sin dormir. Encendiéndome el siguiente, con la colilla del último antes de apagarlo. ( Que conste que más de una vez he hecho esto y estoy seguro de no haber sido el único.)

¿Qué os parece?

Lo importante es si hubiera dedicado ese tiempo en algo.

Según el siguiente video, solo se necesitan 20 horas para aprender algo.

20 horas. No 10.000 cómo siempre se ha supuesto. Bueno sí, 10.000 para ser un maestro. Pero aprender a hacer algo, con 20 horas es suficiente.

 

¿Quién no tiene 20 horas para aprender algo?

Las primeras 20 horas son las que cuentan.

Y ahora, hagamos el cálculo.

1 día: 24 horas

278 días: 6.672 horas.

Obviamente no podemos contar con las 24 horas del día. Pero digamos que lo repartimos como la sociedad nos dice que lo hagamos: 8 horas para dormir, 8 horas para trabajar, 8 horas para familia y ocio.

Digamos que uno 8 horas para trabajar más 2 horas de familia y ocio. Por lo tanto, tendríamos 10 horas al día.

Entonces…

1 día: 10 horas.

278 días : 2780 horas

2780/ 20 horas: 139 cosas nuevas hubieras podido aprender.

Es decir, en el video, el investigador en 20 horas aprende a tocar el ukelele. Imaginémonos cuantas disciplinas hubiera podido aprender…

¿Increíble verdad?

En definitiva, se pierde tiempo. He perdido tiempo.

Algunos estaréis pensando:

…pues a mi el tiempo que utilizo en las pausa cigarro, pienso en nuevas ideas para nuevos proyectos, por lo que el tiempo no lo pierdo…

Yo también he dicho eso. Yo también he pensado así. Y os puedo asegurar, que no ha servido de mucho…

Es nuestro cerebro trabajando para proporcionar una excusa con el fin de no constatar que fumar, os hace perder el tiempo.

No pasa nada, siempre y cuando seas conscientes de lo que hacéis. Es el primer paso hacia dejar de fumar.

Por lo tanto, si no lo piensas, fuma. Pero si lo haces, no fumes.

Mañana más.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s